sábado, 5 de julio de 2014

GRACIAS MARGA

Simple, claro y conciso. Gracias Marga. No se puede expresar de otra forma.
15 de junio.
En el kilómetro siete de carrera a pie veía que se haría muy larga la maratón, pero en el catorce os vi y me dio un subidón. Pensé -Ya quedan solo dos vueltas-
En el veinte y uno ya me iba arrastrando, a seis minutos el kilómetro, las piernas estaban bloqueadas, de respiración iba genial, pero las piernas no querían. Tampoco ayudaba mucho los 30 grados de temperatura ni el viento de 30 km/h. Parecíamos zombis los más de cuatrocientos locos que estábamos bordeando el lago.
Los avituallamientos eran las zonas de "descanso", todo el mundo los hacía andando, y yo no iba a ser menos. Estaban cada 2'5 km, y el objetivo se convirtió en llegar al siguiente para descansar andando cien metros...
Llego al kilómetro 28, -¡Bién! ¡Veré a Marga y a Eloy!- 
Pues no..., no los vi. Bajón moral. Falta una vuelta, pero son 14 km. Otra vez siete ir y siete venir. Me pongo a andar un rato. -Venga Pachi, estás acabando, es ir y venir-
Me pongo a correr de nuevo, hasta el siguiente avituallamiento. Sigo por lo alto de 6' el kilómetro, pero hay que acabar. 
El 35 está ahí, ya solo quedan siete hasta meta, estás acabando. 36, 37, 38, 39, 40, 41... último avituallamiento, -¿Quieres agua?. ¡No! ¡la cogeré en meta!-
No pienso en el dolor de piernas, y corro más rápido que ningún kilómetro, y esta vez si, Marga estaba allí con Eloy. Las fuerzas que guardé en los brazos ahora las utilizo, últimos 20 metros con Eloy en brazos, y final...
Acabé el North West Triman, triatlón distancia Ironman, ya soy un hombre de hierro.


¿Y no cuentan los 3'8 km de natación y los 180 km de bici? Pues si que cuentan, sobre todo la bici.
La natación me la tomé tranquila, -Esto es muy largo- pensé.
Tardé en nadar 1h08'15'', algo más de lo que esperaba, haciendo el parcial 75º. Luego a montarme en la bici, donde el aire hizo mella con rachas que llegaron a tirar a más de uno, y viento mantenido entre 20 y 30 km/h, además del terreno que no dejaba coger ritmo, rompepiernas subidas y bajadas constantes, al principio había una subida larga de 6 km más o menos, y luego todo el rato subir y bajar, poco llano para los 60 km que tenía cada vuelta de las tres que teníamos que dar, "plano gallego" lo llamaban... 
Al final hice los 180 km en 6h12'19'', a 29'01 km/h media, haciendo el parcial 166º de bici y bajándome a correr el 124º.
En carrera adelanto a 33 personas y eso que me salió el 89º parcial a 6'09''/km.
Vila, que también participa, acaba en la 29ª posición, haciendo 11h00'28'', sacándome en bici 44'... que máquina.
Meses entrenando para este momento, para este día, para este reto. Durante la carrera me pasa por la cabeza muchas veces pararme pero me animo entre otras cosas pensando en acallar esas frases que en el 2010 y 2011 me mataban: "No volverás a correr", "Tendrás que dejar de hacer deporte"...
Pues casi cuatro años después reto conseguido, y sin tu apoyo, Marga, no lo hubiera hecho realidad. ¡Gracias!


De vacaciones en Galicia, nos las merecíamos

¿Y ahora que?
Pues lo que todos pensáis. Haré alguno más, cualquier día lo haré.
Ahora a centrarme en intentar ayudar al Club para el 27 de septiembre en Santander, aunque está complicado entrar entre los diez mejores del Club. Iremos a participar en el Campeonato de España de Clubes, donde nos disputaremos el ascenso a 1ª División Nacional de Triatlón, donde ha fecha de hoy estamos bastante bien situados, sextos empatados con los quintos, subiendo los cinco primeros.

¿Y eso es lo que has hecho desde febrero hasta hoy?
¿Que es que parece poco? Pues he hecho más cosas, entre ellas algunas pruebas.
El 5 de abril participé en el III DX2 Triatlón Sevilla de Media Distancia, como preparación del North West Triman, acabando muy contento con las sensaciones, sobre todo de carrera a pie. Acabé en el puesto 135º en 4h40'59'', siendo el 99º de mi categoría, y haciendo la media maratón a 4'18''/km, que teniendo en cuenta que me paré a orinar en el primer kilómetro y que me dieron calambres sobre el kilómetro 15 y tuve que parar, estuvo bastante bien.


Al día siguiente, el 6 de abril, tuvimos en Montilla el II Duatlón Ciudad de Montilla, el cual organizamos en Club y aparte de ser un día muy estresante para mi, la experiencia fue muy buena.
Ya en mayo, el día 25, participé en la Marcha Cicloturista Aguantecerros, organizada por la Peña Cicloturista Montillana, donde disfruté de nuevo de una marcha ciclista, haciendo el tramo cronometrado en 3h45'06''.
A la semana siguiente, el 31 de mayo, hicimos de nuevo la marcha Montilla-Santa Amalia, pero esta vez nos propusimos ir desde Montilla. Nos salieron 254 km, que hicimos en 9h45', con un buen ritmo acomodado a todo el gran grupo que fuimos.


254 km después

Buen año deportivo el que estoy completando, sin muchas competiciones, pero contento. Además la presidencia del Club me quita mucho tiempo, pero los objetivos se van cumpliendo, y la gente parece estar contenta. Lo que no imaginaba es lo complicado que es estar al frente de una asociación que en apenas un año a doblado el número se socios, llegando a tener ahora mismo 71. Espero seguir teniendo el apoyo de todos para todo lo que aún tenemos pendiente este año, ya que aparte de todo lo que estamoa haciendo y del Duatlón en abril, organizamos en septiembre de nuevo el Acuatlón.

Para acabar de cerrar esta "crónica" de estos últimos meses intensos, quiero dar las gracias también a Francisco Javier Osuna, ya que sin su ayuda no hubiera conseguido acabar mis retos. En breve será un gran entrenador de atletismo, yo solo soy su cobaya en estos momentos...

1 comentario:

  1. Bravo por tu buena labor frente al club y por tu primer ironman

    ResponderEliminar